El empleo estival no crea tendencia

El mercado laboral afronta una temporada estival sin grandes cambios, más allá de los propiamente estacionales. Se congratulaban algunas fuentes ministeriales con el último dato del empleo creado, “pecata minuta” donde las haya, porque no es grano que haga granero.

Imagen

Todo el mundo sabe por la experiencia acumulada que no es empleo fijo sino eventual y que no viene a contribuir a la riqueza patria, sino a parchear las economías particulares de muchas personas que igual han de sobrevivir el resto del año con ese monto acumulado en pocos meses.

Si un país se felicita tosca y torpemente por un dato aislado que no crea tendencia sino que es un mero guarismo en medio de la mar océana es que algo funciona mal en sus circunvoluciones internas, bueno, en la de los responsables que lo rigen, porque solo es eso, un dato aislado.

Cualquier economista, cualquier sociólogo, cualquier médico, en verdad cualquier persona con dos dedos de frente, sabe que una tendencia implica una reiteración continuada, estable, firme, sólida, sin grandes altibajos, para poder ser tenida en consideración y analizada tras un periodo dado.

Un paciente que acude a una consulta con un episodio puntual, recibe un diagnóstico puntual. Ahora bien, si el problema se convierte en una serie continuada de episodios, el abordaje será muy diferente y sin duda mucho mas firme y contundente.

España tiene un problema crónico y ha de resolverlo no con parcheos, no con respuestas puntuales, sino afrontando una dinámica firme y contundente, global, seria, progresiva, que no espere reacciones a corto plazo, sino que siembre esperanzas a medio-largo plazo.

Este gobierno empezó augurando un cambio de ciclo, derivado del agotamiento del proyecto saliente y de las nuevas expectativas engendradas por el entrante. Solo han bastado seis meses para comprender que no es sino más de lo mismo por otros medios, prosiguiendo los recortes de su predecesor.

Por eso sería de agradecer que nadie echase las campanas al vuelo cuando salen datos extraídos con pinzas y que no pueden ser analizados sino como fenómenos puntuales, léase, como algo anecdótico, curioso, singular, pero nunca revelador de un cambio de tendencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s